Mapa del tesoro

“El papel había sido lacrado en varios luagres con un dedal a modo de sello; el mismo dedal, seguramente, que encontré en el bolsillo del capitán. El doctor rompió los sellos con sumo cuidado: dentro había el mapa de una isla con indicaciones de latitud y longitud, sondeos, nombres de cerros, bahías y ensenadas, y todos los detalles necesarios para conducir un barco a un fondeadero seguro de sus costas. La isla tenía proximadamente nueve millas de largo y cinco de ancho, y una forma que se podría describir como un gran dragón rampante, con dos buenos puertos naturales y un monte en el centro denominado cerro del Catalejo. Se veían también unas cuantas anotaciones de fecha posterior, y, lo más importante de todo, tres cruces en tinta roja, dos en la parte norte de la isla y una en el sudoeste y, junto a esta última, también en tinta roja y en letra clara y pequeña, muy distinta de los toscos caracteres del capitán, estas palabras: aquí el grueso del tesoro.”

Stevenson, R.L. La isla del tesoro. Madrid: El País, 2004, p. 56.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s