Profesor alemán

“Era profesor en el Johanneum y daba clase de mineralogía, durante la que normalmente montaba en cólera una o dos veces. No es que le preocupase el tener alumnos asiduos a sus clases, ni el grado de atención que le prestasen, ni el éxito que pudieran obtener más adelante; estos detalles no le inquietaban en absoluto. Enseñaba subjetivamente, según una expresión de la filosofía alemana, para él mismo y no para los demás. Era un sabio egoísta, un pozo de ciencia cuya polea chirriaba cuando se quería sacar de él algún conocimiento […] En Alemania hay profesores de este tipo.”

Verne, Jules. Viaje al centro de la Tierra. Madrid: Anaya, 2008, p. 10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s