Kino y sinestim

“La gente pagaba por entrar en el lugar porque León pirateaba kino y sinestim de las redes de cable y emitía muchas cosas a las que los de Barrytown normalmente no podían acceder de otra forma.”

Gibson, W., Conde Cero. Barcelona: Minotauro, 1988, p. 56

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s