No puede…

“-No le puedo responder -dijo-. No puedo sacarme el rumor del mar de los oídos. No puedeo sacarme de la mente el brillo de las estrellas por la noche, ni el sol abrasador durante el día. ¿Cuándo naufragué? ¿Cuándo empecé a ir a la deriva? ¿Cuándo tomé la caña en mis manos para luchar contra el hambre y el sueño? ¿Cuándo empezaron el tormento en mi pecho y el ardor en mi cabeza? He perdido la cuenta. No puedo pensar. No puedo dormir. No puedo sacarme el rumor del mar de los oídos.”

Collins, W. En mares helados. Barcelona: Navona, 2009, p. 125.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s