Leer no es vivir

“Mike conocía casi todos los libros existentes en Luna, podía leer mil veces más aprisa que cualquiera de nosotros y no olvidar nada a menos de que se decidiera a borrarlo, podía razonar con perfecta lógica y formular complicadas hipótesis partiendo de datos insuficientes… pero no sabía nada acerca de cómo estar «vivo».”

Heinlein, R. A. La luna es una cruel amante. Barcelona: Acervo, 1972, p. 47

Anuncios

Presta este libro

“Finalmente, me permito un consejo y una petición. Este es un libro con banda sonora: si has disfrutado leyéndolo, disfrutarás escuchándolo. Por favor, no dejes que duerma en tu estantería; si te ha gustado, préstaselo a alguien a quien quieras; si no te ha gustado, préstaselo a alguien a quien quieras menos.”

Pérez Gellida, C.. Memento mori. Madrid: Santillana, 2013, p. 576.